lunes, 5 de marzo de 2012

DIVULGACIÓN | El cerebro



Hay gente que dice que el cerebro se parece a una enorme nuez. El cerebro llena la mayor parte de tu cabeza, desde detrás de las cejas. Tócate la cabeza y palpa los duros huesos del cráneo. Igual que la cáscara de la nuez, estos huesos protegen el cerebro que está dentro que es muy blanco.

Tu cerebro es bastante pesado y grande. A seis años, el cerebro ha alcanzado ya su peso total, que es de casi 1,4 kilos. Está lleno de millones de pequeñas células que te permiten pensar, sentir, recordar y controlar los movimientos de tu cuerpo. Las células de tu cerebro nunca descansan. Siempre están trabajando, incluso cuando duermes.
Las células cerebrales son distintas de las demás células de tu cuerpo, que se reparan ellas mismas si se lesionan. Las del cerebro son incapaces de hacerlo… y tampoco pueden ser sustituidas. Al nacer poseías ya la mayor parte de las células cerebrales. Cuando una persona llega a vieja, a veces le cuesta recordar las cosas. Esto es normal y se debe en parte a que ha perdido muchas de las células cerebrales que tenía en su juventud. Estas células necesitan también alimento y oxígeno para seguir funcionando. La sangre proporciona alimento y oxígeno, por lo que el corazón envía continuamente sangre a tu cerebro. La sangre circula por unos tubos minúsculos llamados capilares, que se encuentran esparcidos por todo el cerebro. 

1 comentarios :

Publicar un comentario

¡Gracias por participar! =)