martes, 4 de septiembre de 2012

DIVULGACIÓN | El oso pardo



Este oso puede ser pardo, de color amarillento, casi negro o a veces con algo de blanco, lo que le da un tono grisáceo.
Si un oso pardo adulto se pone en pie sobre sus patas traseras puede alcanzar unos dos metros y medio de alto. Y tiene metro y medio de altura en la cruz. Estos grandes animales comen cosas de toda clase: nueces, bellotas, miel, bayas, insectos, raíces, setas, hierba, peces, ranas, serpientes y alces. Los osos pardos también escarban la tierra en busca de las ardillas terrestres y marmotas que están hibernando.
A finales de otoño, antes de que empiecen los días más fríos del invierno, el oso pardo excava una espaciosa madriguera.
Se prepara un lecho de hojas, hierba y ramitas. Después se echa a dormir. Pero los osos no duermen todo el invierno. A veces se despiertan y salen de sus cavernas en busca de aire fresco y para hacer ejercicio. Las madres y sus oseznos duermen en la misma caverna.
Cientos de miles de osos pardos vagaban en otros tiempos por toda América del Norte. Pero durante muchos años fueron cazados y envenenados a millares, porque la gente los temía. También eran un problema porque a veces mataban vacas y ovejas. Ahora se encuentran solamente en unos cuentos parques nacionales y en algunas regiones salvajes de Alaska, Canadá y, tal vez, México. El oso pardo se está extinguiendo. 

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por participar! =)