martes, 11 de septiembre de 2012

DIVULGACIÓN | La Vía Láctea

Fuente Imagen | Banco imágenes INTEF
En una noche clara, lejos de las luces de la ciudad, se divisa una franja de neblina luminosa que atraviesa una gran extensión del firmamento. Esta neblina se llama Vía Láctea y tiene el aspecto de una gigantesca nube de estrellas situadas muy próximas entre sí. En realidad, las estrellas se encuentran separadas por distancias de miles de millones de kilómetros, pero hay tantas que, de lejos, parecen una nube resplandeciente.
Esta nube está formada por una inmensa acumulación de estrellas que recibe el nombre de galaxia. La galaxia en que nosotros vivimos sse conoce por el nombre de Vía Láctea y está compuesta por más de cien mil millones de estrellas. La franja luminosa que divisamos en el firmamento es sólo una parte de nuestra galaxia, ya que ésta es tan inmensa que no la divisamos entera. Nuestra galaxia, vista de perfil, tiene forma de torta aplastada, abultada en el centro; vista desde arriba parece un remolino. Todas las estrellas que divisamos esparcidas en el firmamento pertenecen a la Vía Láctea, y son solamente las más cercanas.
Nuestro Sol es una de las estrellas que componen esta galaxia. No se halla situado en el centro de la galaxia, sino que se encuentra, por así decirlo, en el borde de la torta. A causa de nuestra situación, no podemos divisar todas las estrellas que componen la Vía Láctea.
De igual modo que la Tierra gira alrededor del Sol, el Sol y las demás estrellas giran alrededor del centro de la galaxia. La galaxia es tan inmensa y el Sol se halla tan alejado de su centro, que el Sol tarda 200 millones de años en efectuar un giro completo.

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por participar! =)