lunes, 15 de octubre de 2012

ARTÍCULOS | Reacciones ante un nuevo hermano

Fuente Imagen | prensalibre.com
Regresar a comportamientos infantiles ya superados -el chupete, querer papilla o biberón, portarse como un bebé- y mostrar una actitud rebelde -oposición sistemática, orinarse encima, desobedecer  son demostraciones de lo mal que el niño se siente con la nueva situación.

No es infrecuente que el niño manifieste comportamientos agresivos hacia el nuevo hermano, aunque la mayoría de las veces es un intento de tratarle como a sus compañeros de juegos, sin darse cuenta de que un bebé es más delicado y frágil. Hay que retirar al niño y explicarle, sin alarmas, que no le vamos a permitir esa conducta; tenemos que enseñarle a acaercarse, a hacerle una caricia o darle un beso a su hermano menor.

También podemos recuperar álbumes y películas de cuando era bebé y contarle lo que hacíamos con él, lo que sentimos cuando llegó a casa y cuánto le queremos. El niño puede asímismo colaborar en algunas de las tareas de cuidado del hermano.

FUENTE | El manual de Supernanny, Ed: El Pais, 2007

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por participar! =)