jueves, 28 de marzo de 2013

DIVULGACIÓN | La calzada de los gigantes



Cuentan las viejas leyendas que un rey construyó un camino de piedras entre dos países. Las piedras unían a Irlanda y Escocia, y eran tan grandes que podían usarlas gigantes.
Estas piedras constituyen la Calzada de los Gigantes. En la costa de Irlanda del Norte se alzan 40.000 columnas de piedra, como una inmensa escalinata. No es cierto que unan dos países como dice la leyenda, pero cubren casi cinco kilómetros de playa.
Es lógico que la gente se inventara esta historia hace muchos años, porque las columnas de piedra son muy extrañas. Todas miden entre  cuarenta y cincuenta centímetros de ancho y tienen seis caras. Parecen obra de seres humanos, pero las formó un volcán.
Hace muchos años brotó magma de la Tierra. Al enfriarse se contrajo, y formó una roca dura llamada basalto. Una vez fría, se partió y formó unas largas columnas.
En Irlanda del Norte las columnas tienen seis caras, pero en otros lugares pueden tener cuatro o cinco. En Devil’s Postpile, en Estados Unidos, hay una colina cubierta de columnas de basalto que parece un auténtico almacén de postes. 

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por participar! =)