jueves, 18 de abril de 2013

DIVULGACIÓN | Recogiendo conchas



Cada una de las conchas que ves en la playa ha sido la casa de un molusco. Algunos como el cauri o el buccino, tienen una concha con muchas espinas.
Otros, como los berberechos y las pechinas, son bivalvos: están formados por dos conchas en forma de platillo, unidas por una articulación.
A veces verás que hay agujeros en algunas conchas. Pueden haber sido hechos por el animal que vivía dentro, para tomar agua, o incluso por otros moluscos, que perforaron el caparazón para comerse el animal que había dentro.
Recuerda que las conchas son casas. ¡Recoge sólo las vacías y deja las vivas en su posición correcta! Al llegar a casa, seguramente tendrás que lavarlas. Las conchas son más bonitas si están húmidas y lustrosas. Píntalas con una fina capa de barniz. 

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por participar! =)