martes, 25 de junio de 2013

DIVULGACIÓN | Un río muy especial


¿Te imaginas un río recorriendo el desierto? Pues aunque parezca que algo así es imposible, eso sucede con el Nilo.
El río Nilo es uno de los más largos del mundo. Con sus alrededor de 6.700 km de longitud, recorre varios países de África, desde Uganda hasta Egipto.
Es en este último lugar donde el Nilo se ha transformado en leyenda. Y es que las crecidas anuales del río convertían las áridas y secas tierras egipcias en una zona fértil de la que obtener abundantes riquezas.
Así, de las orillas del Nilo los antiguos egipcios recogían unas plantas con las que fabricaban los famosos papiros en los que escribían. Además, cultivaban trigo, cebada, lino… con los que comerciaban con otros países. Este comercio se desarrolló gracias, de nuevo, al río: por sus aguas navegaban las naves egipcias transportando mercancías.
Para aquellos egipcios del pasado el Nilo lo era todo. Su importancia era tal que lo relacionaban con el faraón y con los dioses, y por eso lo adoraban como algo sagrado.

¡Qué más se le puede pedir a un río!



0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por participar! =)