jueves, 13 de junio de 2013

DIVULGACIÓN | Una cueva confortable




Piensa en una cueva. Seguro que estás viendo un antro oscuro y húmedo, guarida de ratas, murciélagos y alimañas. Sin embargo, no todas las cuevas son así; existen algunas convertidas en cómodas viviendas.
En Almería y Granada, al sur de España, hay familias que viven en cuevas. Como todas las cuevas, son frescas en verano y calientes en invierno, y sus habitantes se encuentran bien protegidos en todas las épocas del año.
Como es natural, antes de trasladarse a vivir a una cueva hay que acondicionarla y limpiarla a fondo. Luego se construyen tabiques que dividen el espacio en habitaciones provistas de puertas y ventanas, y se instala incluso electricidad. A continuación, los ocupantes decoran su casa colgando cuadros y cubriendo el suelo con alfombras.
Esta cuevas son mucho más cómodas y bonitas que las que usaba el hombre para vivir hace miles de años.
Si pudieras elegir, ¿qué preferirías? ¿Vivir en una cueva o en una casa corriente?


IMPRIMIR ESTA ENTRADA PARA TRABAJARLA EN CLASE

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por participar! =)