martes, 4 de marzo de 2014

DIVULGACIÓN | Escucha esto

Fuente | Banco de imágenes INTEF
La gente habla, los perros ladran, suena la música en la radio. Conoces estos sonidos porque tus oídos y tu cerebro trabajan en colaboración.
Los sonidos se propagan a través de ondas. Estas ondas entran en el oído y golpean el tímpano. Las vibraciones del tímpano se transmiten a tres pequeños huesos llamados martillos, yunque y estribo. Cuando estos tres huesos rebotan unos contra otros, el estribo entra y sale de un lugar parecido a la concha de un caracol que se llama cóclea.

Dentro de la cóclea hay líquido y nervios. Mientras el estribo entra y sale por la abertura de la cóclea, produce ondas en el líquido que golpean los nervios. Cuando esto sucede, los nervios transmiten mensajes a tu cerebro. Tu cerebro te dice entonces que se está produciendo un sonido.

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por participar! =)