martes, 27 de mayo de 2014

DIVULGACIÓN | El sentido de la vista

Fuente Imagen | Banco de imágenes INTEF
Para poder ver, tus ojos y tu cerebro funcionan en colaboración.

Cuando miras algo, la luz que se refleja allí penetra en tu globo ocular a través de una cubierta transparente llamada córnea. La luz toca unos nervios de la parte posterior de tu ojo. Los nervios envían mensajes sobre la luz al cerebro y cuando éste recibe los mensajes, sabes que estás viendo algo.

El círculo coloreado de tu ojo es el iris. En el centro del iris está la pupila. La pupila parece una mancha negra, pero en realidad es un agujero que deja que entre luz en el ojo.

Los músculos del iris agrandan o reducen la pupila para que entre más o menos luz. Cuando está oscuro tu pupila se dilata. Si hace mucho sol, se vuelve más pequeña. Detrás de la pupila está el cristalino, que es como una lenta transparente que la luz atraviesa.

El interior de tu ojo está lleno de una gelatina transparente que también atraviesa la luz. La luz toca la parte posterior de tu ojo, llamada retina, donde unos nervios diminutos envían sus menajes al nervio óptico. Los mensajes llegan hasta tu cerebro por este gran nervio. El cerebro los interpreta y te dice lo que estás viendo.

 

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por participar! =)