martes, 6 de mayo de 2014

EXPEDIENTE NEWTON | Excursiones: ¿cómo organizarse?


Las salidas fuera del aula son consideradas una experiencia de observación directa. En este tipo de actividades el alumno interviene en calidad de espectador por ejemplo cuando el alumno va de excursión a un museo, una fábrica, una ciudad… o bien cuando observa un fenómeno natural a través de aparatos como el telescopio para observar cuerpos celestes o el microscopio para observar microorganismos. Este tipo de experiencias son fáciles de aplicar en los primeros niveles, cuando el niño está en contacto con el medio que le rodea. También son importantes las experiencias de observación, el maestro debe desarrollar el espíritu de observación porque la observación es fuente de conocimiento.

1. La excursión

Para que una excursión sea eficaz y productiva debe ser una prolongación de las tareas realizadas en el aula, no sólo diversión y recreo. Por lo tanto, una salida del recinto escolar no debe ser considerado como un paseo, sino que tiene que ser preparada, organizada y desarrollada para lograr un máximo aprovechamiento del recorrido. El maestro deberá de realizar antes el recorrido previamente con el fin de:
  1. Elegir adecuadamente lo que se ha de ver en función del interés.
  2. Seleccionar con precisión los lugares donde los alumnos se han de detener con el objeto de realizar observaciones.
  3. Evitar excesos en el trazado del itinerario para no producir fatiga en el niño.
  4. Coordinar tareas con otras áreas (interdisciplinariedad) porque una excursión no debe enriquecer a sólo un área de conocimiento.

La excursión ofrece posibilidades en relación a otras áreas:
  • En Ciencias Naturales: podemos plantear una observación del suelo, la flora, la fauna, su conservación…
  • En Lengua: podemos hacer una recopilación de vocabulario específico de la zona, de las plantas, de los árboles…
  • En Plástica: estaría bien realizar trabajos manuales con raíces, corcho, dibujos de pintura del lugar…


2. Preparación de la excursión

Los padres o tutores deben ser informados de los fines de la excursión. En ésta, podemos distinguir tres etapas importantes:

  1. Preparación. En la preparación se debe tener en cuenta algunas cosas:
    • Marcar los objetivos
    • Los requisitos que son necesario a cabo son: el transporte, estudio de los itinerarios, confección de planos, mapas, horarios, número de excursionistas y previsiones que son necesarias como botiquín, comida, bebida, material escolar, folios, lápices…
  2. Realización. Las observaciones, las paradas que hay que hacer, actividades que debemos realizar o actividades que llevaremos a cabo.
  3. Análisis de resultados: destinar una o varias clases para organizar los conocimientos adquiridos y realizar exposiciones con los materiales recogidos, hacer relatos, actividades con los niños… publicar en la revista del centro actividades sobre la excursión y fotografías.
  4. Evaluación: Grado de aprovechamiento obtenido y fallos, errores que se han cometido.

Cuando se produce una excursión semejante a la realizada debemos realizar un cuestionario que contendrá las siguientes preguntas, como el siguiente:



3. Ejemplificación de una excursión: visita a una fábrica

A continuación vamos a ejemplificar una excursión destinada a niños de Infantil a una fábrica. Para esto debemos tener claro antes que es una fábrica. Explicaremos antes en el aula qué es una fábrica, mostraremos ejemplos, fotografías, pintaremos una fábrica…

Es necesario conocer previamente la ubicación de la fábrica, donde está situada, la zona en la que está, la localidad, etc. Antes el maestro debe hacer un estudio del lugar para conocerlo. También es necesario observar la relación del entorno de la fábrica con los medios de transporte y las vías de comunicación. Para todo esto debemos contestar a unas cuestiones previas:
  • ¿Tiene servicio de autobuses cerca?
  • ¿Tiene servicio regular de barcos? Podemos aprovechar el puerto para hacer una visita a algún barco.
  • ¿Para pasajeros o mercancías?

Debemos encontrar también una zona cómoda, abierta y segura para pasar un rato distendido con los niños mientras meriendan. Es necesario para que se recreen y descansen. Generalmente podemos elegir una zona verde o un parque, pero incluso dentro de la propia fábrica puede haber zonas adaptadas para ello. 

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por participar! =)