jueves, 10 de julio de 2014

DIVULGACIÓN | La mayor ave viviente

Fuente Imagen | Banco Imágenes INTEF

La mayor ave del mundo no puede volar.
Los avestruces son tan grandes que están incapacitados para bolar. Incluso tienen alas, más parecidas a grandes ventiladores, que no son los suficientemente fuertes para elevarlos en el aire. E lugar de volar, los avestruces corren.
Tienen unas patas muy poderosas y pueden correr casi tan deprisa como un caballo de carreras. A menudo extienden sus alas mientras corren para mantener el equilibrio.
Los avestruces viven en las zonas áridas de África. Vagan en grandes manadas, buscando comida. Generalmente comen plantas, pero a veces devoran pequeños reptiles. Como bien en zonas secas y desiertos, a menudo precisan ir en busca de agua. Pero si disponen de suficientes plantas verdes para comer, pueden resistir mucho tiempo sin beber.
El avestruz macho es un buen padre y comparte el cuidado de los hijos. Fabrica el nido excavando un hueco en la arena y después se sienta en él. La hembra pone los huevos frente al macho y esto los empuja debajo de su cuerpo caliente. Después incuba los huevos cada día, desde el atardecer hasta la mañana siguiente. El resto del tiempo los incuba la madre.
Cuando los polluelos rompen el cascarón, tanto el padre como la madre cuidan de ellos.
En momentos de peligro, también ambos padres protegen a los jóvenes. SI aparece un animal peligroso, uno de los dos ataca, mientras  su pareja conduce a los polluelos a un sitio seguro.
El avestruz puede luchar muy bien si se ve obligado a hacerlo. ¡Con un golpe de una de sus grandes patas provistas de dos dedos puede destripar a un león!


0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por participar! =)