lunes, 15 de septiembre de 2014

ARTÍCULO | Los problemas de atención

Fuente Imagen | www.la-razon.com
Una de las quejas más frecuentes de los padres es que su hijo se distrae fácilmente al realizar las tareas escolares o al preparar los exámenes. Aunque en muchos casos se tiende a pensar que se trata de una patología mayor, o suele ser así. El déficit de atención asociado al trastorno hiperactivo sólo está presente en un número reducido de casos. Según la Asociación Americana de Psiquiatría, las personas con este déficit se caracterizan por:
  • No prestar suficiente atención a los detalles, por lo que incurren en errores en las tareas escolares o laborales. 
  • Presentar dificultades para mantener la atención en tareas y actividades lúdicas. 
  • Dar la impresión de no escuchar cuando se les habla directamente.
  • No seguir instrucciones y no finalizar tareas y obligaciones. 
  • Mostrar dificultades para organizar tareas y actividades. 
  • Evitar actividades que requieran un esfuerzo mental sostenido. 
  • Extraviar objetos de importancia para tareas o actividades. 
  • Ser susceptibles de distracción por estímulos irrelevantes. 
  • Manifestar descuidos en las actividades diarias. 
Las diferentes alteraciones de la atención pueden deberse a causas mucho más frecuentes en los niños que no constituyen síntomas de patologías, sino que, más bien, se deben a factores relacionados con la maduración o el desarrollo de las capacidades cognitivas. La distraibilidad es un fenómeno que puede aparecer de forma frecuenten en los niños, fundamentalmente por:
  • La fatiga.
  • La indiferencia; es decir, el niño no muestra interés por los estímulos que le rodean o tiene escasa motivación por ellos.
  • La curiosidad excesiva, que hace que el pequeño preste atención a todo aquello que le rodea , haciendo por tanto que la atención se vuelva dispersa. 
  • La actividad monótona o poco variada, que propicia el aburrimiento. 
  • El exceso de factores de distracción externos, como los ruidos o la televisión.
  • Una escasa capacidad de autocontrol.
  • El sueño.
  • El hambre.
  • Los déficits sensoriales, sobre todo visuales y auditivos. 
FUENTE | El manual de Supernnany (2007) Extracto

1 comentarios :

para los interesados en el tema del artículo, un pasito más en mi blog, os animo a daros una vuelta...

http://migranitodearenaentdah.blogspot.com.es/

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por participar! =)