martes, 2 de septiembre de 2014

DIVULGACIÓN | Puentes en el cielo

Fuente Imagen | Banco Imágenes INTEF
Tiempo atrás la gente creía que el arco iris era mágico, e incluso algunos pensaban que era un puente que los dioses tendían en el cielo cuando deseaban visitar la Tierra. También se decía que si uno daba con el lugar donde el arco iris tocaba el suelo, hallaría un cofre e oro enterrado.
Hoy sabemos que el arco iris se produce cuando los rayos del sol inciden sobre las gotas de lluvia. Si quieres contemplar un arco iris debes situarte de forma que el sol esté a tu espalda y la lluvia caiga frente a ti.
La luz del sol, aunque parece incolora, se compone en realidad de muchos colores. Cuando la luz del sol penetra en una gota de lluvia se divide en violeta, azul, verde amarillo, naranja y rojo.
La gota de lluvia refleja esos colores como un espejo. Puesto que los colores se mezclan en los bordes, por lo general sólo distinguimos cuatro o cinco colores.

Muchos rayos solares, descompuestos en diversos colores y reflejados por miles de gotas de lluvia, componen un caro iris brillante y curvado. A veces, por encima de un arco iris aparece otro más tenue cuyos colores están dispuestos en orden inverso a los del primer arco iris. 

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por participar! =)