jueves, 23 de octubre de 2014

DIVULGACIÓN | Sumergibles

Fuente Imagen | Wikipedia.org
Prueba a sumergirte tres metros hasta el fondo de una piscina. ¿Notas el peso del agua sobre tu cuerpo en tus oídos? Si descendieras a 10.000 metros en una fosa del Océano Pacífico, el peso del gua te aplastaría como si fueras una cáscara de huevo.
Para explorar esas profundidades sin peligros se necesita un barco sumergible llamado batiscafo. Viajas con seguridad en una esfera de acero de diez centímetros de grueso, colgada de un globo de metal lleno de gasolina. El grueso acero te protege del enorme peso del agua. Dos propulsores, accionados por motores eléctricos, llevan al batiscafo horizontalmente mientas tú exploras el fondo del mar. Cuando quieres volver a la superficie, dejas caer unas pesadas cargas de acero. El batiscafo, gracias a su globo lleno de gasolina, es ahora más ligero que el agua y sube hacia arriba.
Otros tipos de sumergible no pueden alcanzar la misma profundidad que el batiscafo. Se usan para hacer trabajos importantes en aguas más someras y pueden bajar hasta 3.000 metros. Estos sumergibles tienen unas luces potentes para ver el agua porque la luz del sol no alcanza esas profundidades. También tienen brazos mecánicos para coger cosas o sujetar herramientas para hacer distintos trabajos.

Debe ser muy extraño y emocionante trabajar en el fondo del mar con un sumergible. 

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por participar! =)