lunes, 17 de noviembre de 2014

ARTÍCULO | Reacciones de los niños ante el miedo

Fuente Imagen | edukame.org
Las reacciones ante el miedo que tienen los niños son las mismas que puede mostrar cualquier adulto; lo que varía es la intensidad de la respuesta. Por ejemplo, cuando un niño con miedo a los perros vea uno, se pondrá a llorar, se agarrará al padre, gritará o pedirá que lo cojan en brazos, mientras que un adulto en la misma situación huirá del lugar donde se encuentra el animal.

El miedo provoca una reacción de ansiedad que se manifiesta, igual que cualquier emoción en tres niveles:
  • Nivel cognitivo. El pensamiento sobre la situación o el estímulo des decisivo para sentir miedo. Si al ver un perro un individuo piensa que es peligroso, que seguro que se va a abalanzar sobre él y le va a morder, es normal que tenga una reacción de miedo. Pero si los pensamientos son neutros o positivos, seguramente no reaccionará con temor. Las experiencias previas, ya sean propias o ajenas, son en cierta medida, responsables de nuestros pensamientos hacia las diferentes situaciones. 
  • Nivel fisiológico. Un niño con miedo puede manifestarlo de diferentes formas físicas: temblores, sudoración, llanto, náuseas, urgencia para orinar, aceleración cardíaca, sequedad de boca, tensión muscular, etcétera. 
  • Nivel motor. El niño puede gritar, evitar la situación o el estímulo que le provoca miedo, salir corriendo o mostrarse irritado, iracundo o agresivo. 
FUENTE | El manual de Supernnany (2007) Extracto

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por participar! =)