jueves, 22 de enero de 2015

DIVULGACIÓN | Calaveras de azúcar

Fuente imagen | Wikipedia.org
El cementerio está oscuro, excepción hecha de unas lucecitas parpadeantes. Son las vleas que vacilan al lado de cada una de las tumbas. Pero si miras atentamente, se descubrirán los platos de comida y los vasos de vino que hay cerca de ellas. De pronto, en la iglesia, suena una campana. Está llamando a las almas de los difuntos para que acudan y se unan a la fiesta.

El 2 de noviembre, Día de Difuntos, se celebra especialmente en México. Entre el pueblo llano, muchos mexicanos creen que esta noche las almas de sus parientes difuntos vuelven para visitarles. Encuentran su camino de regreso a la tierra a la luz de las velas, y disfrutan la comida que les han dejado.

¡Pero esta comida es realmente extraña! Es un festín para los muertos. Hay calaveras de azúcar y ataúdes hechos de chocolate. También hay un pan especial marcado con una calavera y unos huesos cruzados. Y la bebida es tan fuerte que se llama levantamuertos. Pétalos de flores de color amarillo se ven por doquier.

Al amanecer, se apagan las velas y se lleva la comida a casa. Después de recordar a los difuntos, el día siguiente será una fiesta en el que todos celebrarán el estar vivos.

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por participar! =)