lunes, 30 de marzo de 2015

ARTÍCULO | El trastorno de pánico


Los ataques de pánico o las crisis de ansiedad son apariciones repentinas e inesperadas de miedo intenso a perder el control o a que algo horrible vaya a suceder, o incluso miedo a morir o a volverse loco, acompañadas de síntomas físicos: dificultad para respirar, dolor en el pecho, palpitaciones, sudoración, temblores, sensación de mareo, hormigueo, náuseas, etcétera.

Por lo general, las crisis duran aproximadamente 10 minutos. Aquellas personas que han sufrido un ataque de ansiedad tienen mayor probabilidad de sufrir otros a lo largo de su vida, temen que se repitan y desarrollan conductas de evitación con el fin de librarse de situaciones parecidas.

Aunque las crisis de ansiedad suelen hacer su aparición más frecuente en la adolescencia, los niños también pueden padecerlas. Son pequeños que temen excesivamente por sus relaciones sociales, por la posibilidad de que un familiar muera o por la eventualidad de sufrir un accidente.

1 comentarios :

Hola. efectivamente: los ataques de pánico suelen ser más típicos en edades adolescentes pero ya conozco a casos de niños que también los experimentan. Es una pena porque es una sintomatología difícil de razonar...

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por participar! =)