martes, 24 de enero de 2017

MALETÍN DEL PROFE | El Kamishibai, cuentos de otra forma


Kamishibai significa "Teatro de Papel" y es una forma muy popular de contar cuentos en Japón desde hace siglos. El Kamishibai fascina a la audiencia. Su butai (teatro de madera) y sus cuentos en láminas ayudan a conseguir un efecto mágico en torno a la narración del cuento.

¿Qué es el KAMISHIBAI?

Kamishibai, suele estar dirigido a niñas y niños pequeños que van a disfrutar de él en grupo. También es utilizado como recurso didáctico. Está formado por un conjunto de láminas que tiene un dibujo en una cara y texto en la otra. Su contenido, generalmente en forma narrativa, puede referirse a un cuento o a algún contenido de aprendizaje.

Como el texto está en la parte posterior de las láminas el kamishibai siempre necesita un presentador o intérprete que lea el texto mientras los espectadores contemplan los dibujos.

La lectura del kamishibai se realiza colocando las láminas en orden sobre un soporte, teatrillo de tres puertas que se llama “butai”, de cara al auditorio, y deslizando las láminas una tras otra mientras se lee el texto.

Origen del Kamishibai

Estamos en 1930, en una de las calles más populosas de Tokio. A lo lejos se ve llegar a un hombre en bicicleta. El hombre se apea de ella y hace sonar una carraca. Pronto empiezan a arremolinarse en torno a él decenas de niños.
El kamishibai nunca falla, es mágico, siempre consigue atrapar la atención de los niños, hacerlos atravesar esa línea que separa la fantasía de la realidad.


El kamishibai fascina a la audiencia. Une la magia de las palabras con el encanto de las imágenes captando la atención de todos, especialmente de los más pequeños. El componente teatral del kamishibai transciende a la simple lectura, ayuda a conseguir un efecto mágico y de concentración en torno al cuento mucho más fácilmente que con otras técnicas.

Y además…
  • Puede ayudar a recuperar la tradición oral y facilita enormemente el contar cuentos a otras personas: abuelos a sus nietos, chicos mayores a otros más pequeños, en una fiesta infantil… 
  • Despierta la imaginación y la fantasía entre los oyentes.
  • Fomenta el gusto por la lectura y la escritura.
  • Permite el tratamiento de la interculturalidad de forma natural mediante el uso de cuentos de diferentes culturas. Con el kamishibai, además de conocer los distintos textos, disfrutarán de las imágenes que corresponden a las tradiciones de cada una de ellas.
  • Facilita que los niños asuman el papel no sólo de oyentes, sino también de intérpretes y creadores.
  • Como creadores, en el Taller de Kamishibai se les exige y fomenta el trabajo en grupo y la participación en actividades del centro y/o del entorno.
  • Ayuda a estructurar y organizar los textos narrativos.
  • Resulta muy adecuado en el tratamiento integrado de las distintas lenguas.
Podéis ver mucho más sobre los Kimishiabai en esta página dedicada exclusivamente a su distribución en España. 

Fuente texto | http://kamishibai.educacion.navarra.es/que-es/

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por participar! =)