jueves, 6 de noviembre de 2014

DIVULGACIÓN | Oro negro

Fuente Imagen | Banco imágenes INTEF
El aceite con el que engrasas tu bicicleta y la gasolina que tus padres echan en el depósito del coche proceden de la corteza terrestre. Ambos productos se originaron como un líquido negro y espeso que fue hallado en grandes yacimientos entre capas de roca.

El petróleo no es un mineral. Al igual que el carbón, se compone de unos elementos que estuvieron vivos. El petróleo se encuentra en unas zonas donde hace millones de años hubo mareas y océanos. En la orilla de esos mares vivían pequeñas plantas y animales, y al morir éstos, sus restos se hundieron en el fondo del mar. Durante muchos millones de años, billones de esas pequeñas criaturas se fueron acumulando en grandes depósitos.

Sobre estos depósitos se acumularon unas espesas capas de arena y lodo. Con el tiempo, el peso del agua y el de las propias capas hizo que éstas se comprimieran. Según los científicos, el calor y el peso de la roca sobre los depósitos de plantas y animales muertos transformaron sus restos en petróleo.

Actualmente se excavan profundos pozos en la roca para hallar yacimientos de petróleo, a partir del cual se elabora el combustible para coches, camiones y tractores. Con el petróleo se fabrican muchos tipos de plástico, aparte de servir para calentar las casas, fábricas y escuelas.

La palabra petróleo proviene de dos vocablos latinos que significan aceite de roca, y es un producto tan importante que lo llamamos “oro negro”. 

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por participar! =)