lunes, 22 de julio de 2013

ARTÍCULO | Los límites en su justa medida



Los límites no funcionan cuando:

  • No se transmiten de forma clara.
  • Son contradictorios: el padre dice una cosa y la madre otra, o unas veces se permite algo y otras no.
  • No hay consecuencias, ya sean positivas o negativas. 
  • Se pide al niño que haga algo que los padres no hacen.

Lo realmente perjudicial para el desarrollo del niño es:

  • Establecer unos límites demasiados estrictos. 
  • Fijar un número excesivo de normas.
  • No poner ningún tipo de límites a su comportamiento. 


Cuando los límites son muy estrictos

En las familias donde los límites son excesivamente estrictos los niños carecen de libertad para crecer y desarrollarse. Cuando soportan un control excesivo tienden a rebelarse ante la figura de autoridad o muestran poca autonomía para hacer las cosas y necesitan constantemente la aprobación de los demás. El hecho de que todo esté minuciosamente controlado entorpece su aprendizaje. Teniendo en cuenta que la infancia es un periodo de investigación, es necesario dejarles experimentar las consecuencias por si mismos.

Un ejemplo de un control excesivo en cuanto a los límites son esas familias que esperan de sus hijos más de lo que pueden dar. Generalmente les inculcan patrones de comportamiento muy rígidos y pretenden controlarlo absolutamente todo.
Los pactos y la oferta de alternativas son una buena opción para aquellos padres que crean ser demasiado estrictos en sus límites.


Cuando los límites son muy permisivos

Cuando los límites son muy laxos y poco firmes, los niños suelen ir más allá de lo permitido. Los niños que se desarrollan en ambientes permisivos cuestionan y desafían más a sus padres. Al no tener que responder a nadie de sus decisiones y no experimentar consecuencias a su conducta, no aprenden a ser responsables de sus actos. Los padres que caen en la falta de firmeza tienen que aprender a decir un no a tiempo y, sobre todo, que ese no realmente signifique no.

FUENTE | El manual de Supernanny. Ed: El Pais, 2007

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por participar! =)