lunes, 9 de marzo de 2015

ARTÍCULO | Cuando la falta de habilidades sociales se convierte en un problema


La falta de habilidades sociales está presente en mayor o en menor medida en muchas patologías, tales como los estados depresivos o el déficit de atención con hiperactividad o agorafobia; aunque no siempre es así, solemos encontrarla especialmente en trastornos que requieren tratamiento, como l fobia social, el trastorno disocial y el mutismo selectivo.

La fobia social
La fobia o ansiedad es el miedo a diferentes situaciones sociales o a actuaciones en público por temor a que resulten embarazosas. Su característica fundamental es el miedo a ser evaluado negativamente y a actuar de un modo que pueda ser humillante. Cuando la persona se expone a situaciones sociales temidas, presenta un marcada respuesta de ansiedad y tiende a evitar cualquier contacto social.

El trastorno disocial 
Es un caso grave de falta de habilidades sociales que se pone de manifiesto en conductas que violan los derechos de los otros o las normas sociales. Algunas de estas conductas son:

  • Las agresiones a personas y animales. El que sufre el trastorno fanfarronea, amenaza o intimida a otros, se involucra en peleas físicas y manifiesta crueldad. 
  • La destrucción de la propiedad. 
  • El fraude, el robo y la violación grave de las normas. El afectado no hace caso a las prohibiciones paternas y se escapa de casa o del colegio. 

En algunos casos el trastorno disocial puede generar en trastorno de personalidad antisocial en la edad adulta.

El mutismo selectivo
Debido a este trastorno, el niño con un lenguaje fluido deja de hablar en determinadas situaciones en las que se espera que lo haga. El pequeño no habla en ciertos lugares, como el colegio u otros eventos sociales, pero puede hablar normalmente en las demás situaciones, como en su casa o en lugares donde se encuentra tranquilo y relajado. No se niega a hablar, sino que es realmente incapaz.
Este trastorno puede tener repercusiones en el aprendizaje, ya que si el mutismo se asocia a situaciones escolares, el niño no responderá a las demandas del profesor.
Para poder diagnosticar mutismo selectivo es necesario que le niño muestre esta incapacidad al menos durante un mes seguido.

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por participar! =)