jueves, 29 de agosto de 2013

DIVULGACIÓN | Jugando al escondite


Algunos animales escapan ante el peligro, pero otros se ocultan muy astutamente.
Muchos animales tienen colores que se confunden maravillosamente con su entorno. Es muy difícil ver a un insecto verde sobre una hoja verde o un lagarto pardusco sobre la corteza de un árbol.
Algunos animales, especialmente los insectos, son aún más expertos en el juego del escondite. Sus cuerpos tienen forma de hoja o de ramita, e incluso de excremento de ave y demás enemigos. Algunas mariposas parecen hojas cuando descansan y algunas orugas parecen ramitas. Esta propiedad se llama mimetismo.
El camaleón es un lagarto que cambia de color para ocultarse mejor. Puede ser verde sobre una hoja verde, amarillo sobre la arena y gris sobre una roca.

El camaleón se desprende de su piel mientras crece. Pero aún así se camufla perfectamente. 

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por participar! =)