lunes, 28 de septiembre de 2015

ARTÍCULO | Diferencias entre la comunicación oral y la comunicación escrita

Fuente imagen | Banco imágenes y recursos INTEF
  • El código oral y el escrito son independientes y autónomos. Se trata de dos formas de comunicación distintas que comparten el mismo código que se producen y manifiestan de distinta forma y poseen funciones sociales y finalidades comunicativas diferentes, aunque complementarias.
  • La diferencia básica entre ambas formas de comunicación es que la oral es innata al ser humano, se manifiesta en el habla y su soporte físico es el sonido; la escrita es un código artificial inventado por el hombre con la finalidad de conservar información cuyo soporte es la grafía y que de ninguna manera, se puede considerar como la representación gráfica de la lengua oral.
  • El código escrito permite una elaboración más reflexiva y una revisión continua, es más elaborado, posee una sintaxis más compleja y un léxico más rico y variado.
  • Un código no es más correcto que el otro, sino que es más adecuado a una determinada situación comunicativa. El código oral es más propio de situaciones más urgentes, cotidianas, familiares, frente al escrito que se utiliza en situaciones más distantes y formales (académico, administrativo).
  • El término no verbal hace referencia a signos o comportamientos de la comunicación humana que trascienden las palabras dichas o escritas. Cuando nos comunicamos oralmente no sólo utilizamos palabras sino también una serie de elementos no lingüísticos que tienen tanta importancia o más que aquellas para alcanzar el pleno sentido de la comunicación.
  • Más del 65% de la información en un mensaje humano se transmite por códigos no verbales: los gestos y los movimientos corporales, la vestimenta, la distancia entre los interlocutores, además de elementos paralingüísticos propios de la voz, como el volumen, intensidad, entonación, pausas, etc.
  • Los comportamientos no verbales pueden tener diferentes valores en la interacción comunicativa, repetir, enfatizar, contradecir, sustituir, complementar, acentuar o regular el comportamiento verbal.
  • Actos no verbales reguladores: sirven para indicar al hablante que continúe, repita, se extienda o aclare más lo dicho, se apresure, finalice o haga más ameno su discurso. En determinados comportamientos no verbales, como movimientos de cabeza, manos o miradas, van asociados a los turnos de palabra en la conversación.
  • Si bien cada cultura tiene sus propios comportamientos no verbales, existen códigos no verbales que son compartidos socialmente en cualquier contexto comunicativo, como el gesto de tener hambre, de querer dormir, de estar alegre o triste.
Existen diferentes códigos:
  1. Códigos cinéticos: integrados por el gesto y el movimiento corporal.
  2. Códigos proxémicos: integrados por el espacio contextual y la distancia entre los interlocutores. 
  3. Códigos cronémicos: integrados por el tiempo y sus unidades. 
  4. Paralenguaje: integrado por las cualidades de la voz y la pronunciación
  5. Además, se pueden añadir otros códigos de origen químico: las lágrimas, el sudor corporal de origen dérmico, el sonrojo, la palidez, la sequedad, de origen térmico: distintas temperaturas corporales.

1 comentarios :

Hola. es un post muy completo para diferencia claramente la comunicación escrita de la oral. La pronunciación y vocalización son esenciales en la comunicación oral. Debería ser una asignatura obligatoria desde los primeros años porque muchos adolescentes no saben ni pronunciar ni leer con fluidez en público. Seguimos en contacto

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por participar! =)