lunes, 14 de septiembre de 2015

ARTÍCULO | Los modelos didácticos en la enseñanza de la literatura

Fuente imagen | Banco de imágenes y recursos INTEF
Los diversos métodos con que se ha afrontado la enseñanza de la literatura a lo largo de la historias son fruto de las diversas formas de entender el hecho literario de las diferentes teorías literarias y en consecuencia, diversas formas de plantar su enseñanza. Podemos distinguir 4 métodos desde la edad Media hasta nuestros días.


1. Método retórico

Desde finales de la E. Media hasta el S.XIX, el modelo de enseñanza se basó en la instrucción de la elocución con fines profesionales y de lo retórico como medio para dominar el discurso.

La lectura de los clásicos se convirtió en el referente moral y discursivo y en el objeto fundamental de enseñanza en el arte del discurso. En las prácticas educativas el modelo retórico consistió en el aprendizaje de un amplio repertorio de figuras y reglas en la imitación de los clásicos: los textos clásicos grecolatinos eran los modelos del buen decir y del buen escribir.


2. Modelo historicista

En el S.XIX surge la educación literaria moderna con la superación del modelo retórico y la consolidación del método positivista.

La construcción de los Estados Nacionales precisa el conocimiento del patrimonio cultural, y el romanticismo y el positivismo favorecían dicho conocimiento al concebir la literatura como reflejo de la ideología de las nuevas naciones. De este modo se concede una nueva función a la enseñanza de la literatura: crear una conciencia nacional con el conocimiento de los autores y obras más representativas de cada país.


3. Modelo textual: el comentario de texto

El enfoque prevaleció hasta los años ´60, momento en el que surge el modelo textual coincidiendo con el auge del formalismo y el estructuralismo. En ese momento, ambos modelos conviven.

El modelo basado en el comentario de texto surge como medio para desarrollar las habilidades comprensivas de los lectores y para desarrollar su competencia literaria, cuya vigencia llega hasta la actualidad.


4. Modelo basado en el comentario de texto: la educación literaria

A partir de los 80, con avance teórico literario y psicopedagógico, los enfoques han centrado su atención en el interés por el proceso de comprensión y por los procesos de construcción del pensamiento cultural y la intertextualidad; en consecuencia, el concepto tradicional de enseñanza de la literatura ha dado paso al de formación literaria basado en el proceso activo de aprendizaje de los alumnos.

El interés se desvió del taller literario al proceso de lectura y a la búsqueda de estrategias para desarrollar en el alumnado hábitos de lectura que lo llevan al desarrollo de su competencia literaria. 

Según este enfoque la educación literaria no consistirá en una visión historicista de la literatura (limitada a una información literaria sobre épocas y autores clásicos, alejados de los intereses de los alumnos) sin en el desarrollo de la competencia literaria concebido con una competencia lectora, con estrategias que permiten al lector la construcción del sentido y la comprensión o interpretación de textos, así como la expresión creativa mediante la manipulación y producción de éstos.

En resumen los enfoques actuales de la enseñanza de la literatura centran su atención en el interés por el proceso de comprensión e interpretación y por los procesos de comprensión e interpretación y los procesos de construcción del pensamiento cultural y están basados en el proceso activo de aprendizaje de los alumnos.


5. Consecuencias

1. El punto de partida para el desarrollo de la educación literaria es el acceso al texto, su comprensión y el placer obtenido por la lectura.

2. Los talleres literarios, la adquisición de recursos y técnicas para una escritura creativa se convierte en objeto de enseñanza y traen como consecuencia:
  • La experimentación y disfrute personal del alumno con las posibilidades creativas que la lengua ofrece.
  • Generalización de actividades lúdicas y creativas sobre el texto literario que amplían los límites de los rutinarios comentarios de textos.
3. Se revitalizan las actividades de interpretación oral como la dramatización, recitación, lectura en voz alta, como forma de desarrollo de la expresión oral y de actividades estéticas compartidas con los demás, cuyas consecuencias demanda es la atención a códigos no verbales de la competencia no contempladas tradicionalmente en la enseñanza de la literatura: mímica, expresión corporal, elementos paraliguisticos (entonación, volumen, pausas, silencio).

4. Libro como objeto de consumo: conocimiento de los procesos de producción y difusión social del texto literario, considerando como una producción cultural y social como formula para implicar a todos los sectores sociales que conlleva.

1 comentarios :

Hola. un post muy completo de los diferentes métodos. Seguimos en contacto

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por participar! =)