jueves, 4 de septiembre de 2014

DIVULGACIÓN | Arenas cambiantes

Fuente Imante | Banco Imágenes INTEF
El viento cálido y seco silba al pasar sobre los desiertos rocosos. Aquí el paisaje no varía nunca. Si regresas al mismo sitio al cabo de un año, verás que las rocas tienen el mismo aspecto.
Pero un desierto arenoso habría cambiado por completo al cabo de un año. Las colinas de arena o dunas tendrían otra forma y se habrían movido de sitio. Como apenas hay plantas que fijen las dunas a un lugar, el viento transporta los granos de arena y acaba desplazando dunas enteras por el desierto.
Existen dos tipos de dunas. Cuando el viento sopla siempre en la misma dirección, las dunas se forman con una pronunciada inclinación por el lado hacia el que sopla el viento, y un acusado declive por el otro. Estas dunas tienen en muchas ocasiones forma de media luna y se llaman barjan.
El otro tipo de dunas se forma en la misma dirección en la que sopla el viento, con estrías largas y onduladas e idénticas inclinaciones a ambos lados. Las dunas pueden causar graves daños cuando se desplazan. 

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por participar! =)