viernes, 27 de septiembre de 2013

MANUALIDADES | Adornar una caja de zapatos



Hoy os traigo esta divertida y creativa forma de adornar las cajas de zapatos en las que guardamos cosas. Una forma práctica y muy sencilla, que requiere de pocos materiales y que si ponemos en marcha nuestra creatividad, pueden salir cosas realmente chulas. 

Vamos con los materiales que vamos a necesitar para adornar nuestra caja. 


  • Una caja de zapatos. 
  • Pintura acrílica: negra y blanca. 
  • Rotuladores permanentes negros. 
  • Tijeras.
  • Plantilla del gato. Podéis descargarla haciendo clic aquí
  • Pincel
  • Lápiz.
  • Regla.
  • Cinta adhesiva. 
  • Esponjita. 


  En primer lugar tomamos la tapa de nuestra caja y medimos dos centímetros desde el perímetro de la tapa hacia el interior. Lo haremos en sus cuatro lados. De tal forma que al unir las marcas nos quede un pequeño marco.



  Con la cinta adhesiva vamos cubriendo el marco que hemos dibujado. Esto nos permitirá que a la hora de pintar la parte del interior, no se pinte esa zona y así obtengamos un marco bien definido.



  Con ayuda del pincel vamos expandiendo pintura blanca por la parte interior. Después con la esponjita vamos dando toquecitos en el interior, con esto conseguimos un efecto rugoso y que las marcas del pincel no se noten tanto (en mi caso, la caja estaba algo plastificada y por eso se notaban)




 Mientras seca la tapa, vamos a cortar la silueta del gato. Imprímela al tamaño de tu caja y después recorta la parte coloreada de negro. (En mi caso opté por no cortar los bigotes. Yo lo hice con tijera, pero te recomiendo que lo hagas con cutter, porque así la precisión es mucho mayor) 



  Pintamos la otra parte de la caja de color negro y con la esponja también vamos dando toquecitos, para que quede rugoso. Dejamos secar.


  Ponemos la plantilla en el centro de la parte pintada de blanco. Una vez lo tengamos, con el pincel vamos pintando el gato. También podemos hacerlo dando toquecitos con la esponja.



  Cuando haya secado retiramos el papel y obtendremos la figura de nuestro gato.



 Retiramos la cinta adhesiva de la tapa. El marco aparecerá de forma perfecta.



 Para ser más precisos y evitar imperfecciones, con un rotulador permanente negro vamos a ir pintando los bordes del  marquito. Después con pintura acrílica negra remataremos la tapa.



Y ya veis, otra forma divertida, económica y muy sencilla de decorar una caja de zapatos para guardar cualquier cosa en nuestro cuarto. Las posibilidades son infinitas, las técnicas también, es cuestión de echarle imaginación y ponerle algo de creatividad. Esta es una actividad muy buena para nuestros alumnos, les encantará poder elegir el motivo con el que van a adornar su caja: animales, superhéroes, figuras en blanco y negro... 





0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por participar! =)